Buscar

El llavero que te ayudará a salvar vidas

Las guía ILCOR en reanimación y soporte vital básico priorizan la calidad de las compresiones torácicas frente a la interrupción excesiva de éstas a causa de las ventilaciones boca-boca. De hecho, a la ciudadanía como interviniente, se le recomienda realizar 2 ventilaciones tras 30 compresiones sólo si está entrenada. Se considera entrenada a una persona que es capaz de ventilar de forma efectiva en dos ocasiones interrumpiendo las compresiones menos de 5 segundos.


En muchas ocasiones, ante la víctima de una parada cardíaca en la calle, aparecen secreciones o sangre en la boca, hecho que hace al reanimador, incluso entrenado, descartar las ventilaciones.


Para evitar el miedo al contagio o el rechazo por reflejo nauseoso existen estos llaveros que contienen en su interior una mascarilla antirretorno que nos da garantías de barrera de contacto ante la víctima, favoreciendo las ventilaciones en personal entrenado.


Las podrás ver en muchos llaveros y cinturones de primeros intervinientes como socorristas acuáticos, policías, bomberos, técnicos en emergencias... Su coste es muy bajo y su beneficio muy alto llegado el momento.



Entrada de Manuel Sinues Júdez, Enfermero y Técnico en Emergencias Sanitarias.